El «Efecto Alemán» y el penal en casa blanca

El «Efecto Alemán» y el penal en casa blanca

 

Si hay algo que reconocer es que el partido contra Liga de Quito en su estadio se ha convertido, con el pasar de los años en un evento casi mítico, todo surgido de la rivalidad regionalista formada en los últimos años y a través del invicto en 90 minutos que lleva el equipo capitalino en su casa. Pero qué representa esto para el futbolista de Barcelona Sporting Club. Y es que en la actualidad derrotar a Liga de Quito se convertiría en una proeza digna de las más grandes hazañas del barcelonismo de antaño, siendo esto una fuerte fuente de estrés y tensión para el deportista.

Hoy resulta fácil hablar sobre el «Efecto Alemán», mismo que me permito titular por el centrocampista zurdo de BSC, que no sería otra cosa si no es sucumbir ante esa presión y fallar en un momento de vital importancia, pero que puede ocurrir por la mente de un futbolista profesional que durante su carrera a pesar de sus altibajos ha demostrado ser dueño de un muy buen remate de zurda acompañado por precisión, y es que en uno de los momentos más tensión antes del fútbol, que es el patear un penal, la mente, el estrés y la ansiedad pueden jugarle una mala pasada hasta el más efectivo de los cobradores; cabe mencionar que dicho estrés, positivo en este caso, juega un papel fundamental acelerando el ritmo cardíaco, propagando la secreción de adrenalina y serotonina, agudizando la visión y el oído; elementos necesarios para afrontar el cobro del tiro penal, sin embargo existen otros aspectos que actúan en este momento como el razonamiento lógico, espacial y la toma de decisiones.

A todo esto, sumemos el efecto tensionante que genera la posibilidad de ser parte del primer equipo de Barcelona que triunfe en casa blanca, o más aún ser quien anotó el gol de dicho triunfo, es ahí donde el estrés antes mencionados se convierte en ansiedad causando un efecto en algunos casos aumenta las reacciones fisiológicas que antes mencionamos y nubla el juicio, la toma de decisiones e inclusive afecta el campo visual generando una sensación ensombrecimiento, mareo e incluso debilidad o entumecimiento en las piernas, todo esto eleva el grado de dificultad y disminuye la efectividad del cobrador, situación que no es exclusiva de Alemán, y es que podemos enumerar varias figuras internacionales que también se han visto víctimas de la presión y la ansiedad en momentos decisivos; por nombrar algunos podemos hablar de él Platini y Zico en el mundial de México 86, Maradona en Italia 90, Roberto Baggio en aquella recordada final contra Brasil en el 94, hasta el mismo Messi y Cristiano Ronaldo, ya en nuestro medio y hablando de BSC podemos recordar el penal feriado por Kitu Diaz en la recordada definición frente a palmeiras en la copa Libertadores de 2017, lo que compone la prueba de que los humanos no somos infalibles a ser afectados por la ansiedad en situaciones de fuertes tensiones o que involucren una gran responsabilidad, en este cas, histórica.

Ricardo Pazán Jurado

https://twitter.com/ricky_pj90